“El ejemplo, el mejor maestro”: todos sabemos que el ejemplo anima y empuja a conseguir un objetivo. Las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra. A la práctica de un valor, ese interiorizar el hábito, la lucha y la constancia por adquirirlo, junto al objetivo de ser mejores -simplificando un poco-, se le puede llamar: virtud. […]

a través de Los valores del deporte — Alex Porqueras